Subsignal “La Muerta” (Gentle Art Of Music 2018)

Subsignal_GAOM058_RGBSubsignal nació en el 2009 y desde ahí no han parado, llevan editando discos periódicamente (hasta uno en vivo) y finalmente luego de “The Beacons Of Somewhere Sometime” , llega su quinto disco “La Muerta”.

Markus Steffen (guitarras) y Arno Menses (voz) son los que mantienen viva a esta agrupación que nació de la separación de Sieges Even donde ambos eran miembros de aquella estupenda banda de metal progresivo pionera en Europa.

El resto de Subsignal que grabo el álbum esta compuesto por Ralf Schwager en bajo, Markus Maichel en teclados y Dirk Brand en bateria.

“La Muerta” es otra muestra del rock/metal progresivo accesible que practican, rozando el Pop por momentos, con estribillos ultra pegadizos que no son muy comunes encontrar en este tipo de estilo. Excelentes ejemplos encontrarán en “Bells” o “Stars Don’t Shine”

En este disco a comparación de los dos últimos la banda vuelve a recuperar su esencia de hacer canciones cortas, elaboradas y muy gancheras, dejando de lado los excesos y canciones más extensas, pero hay pequeñas dosis en canciones como “La Muerta” y “Passages” donde el espíritu prog sinfónico está claro que no lo olvidaron y sino les vasta con estas dos prueben con “Every Able Hand”, una joya neo sinfónica que los acerca a bandas como Moon Safari.

Quizás el álbum carezca de la agresividad que tenían los álbumes previos, algo evidentemente buscado para este lanzamiento y es por eso que apostaron a redondear canciones más simples y a la vez efectivas. La calidad compositiva de Markus Steffen sigue intacta, prueben con “Approaches” o el track final “Drowning” con Marjana Semkina de Iamthemorning como invitada haciendo un dueto con Arno Menses en una canción muy sentida.

Tenía muchas ganas de volver a escuchar un nuevo disco de estos germanos, ya que el álbum anterior no me había atrapado, pero cuando uno le tiene fe a una banda no hay que perderlas de vista. Y así lo hicieron nuevamente, otro paso firme en su carrera volviendo en cierta forma al estilo de sus dos primeros discos donde el AOR y el Rock Progresivo hacían una combinación perfecta.

–  PUNTAJE: 8,50 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

Anuncios

Leviathan “Can’t Be Seen By Looking: Blurring The Lines. Clouding The Truth” (Independiente 2018)

LeviathanReapareció Leviathan, una de las bandas más interesantes que dio el metal progresivo americano, su último lanzamiento fue “Beholden to Nothing, Braver Since Then” del 2014 y hasta la fecha no teníamos novedades. Ahora sí con ya está entre nosotros “Can’t Be Seen By Looking: Blurring The Lines. Clouding The Truth”.

En la actualidad el único miembro original es el guitarrista John Lutzow, que además se encarga de los teclados. Lo acompañan Derek Blake en el bajo, junto al nuevo cantante Raphael Gazal de origen brasilero miembro de BulletbackChildren of the Beast (tributo a Iron Maiden) y en la bateria el legendario Mark Zonder (ex Fates Warning).

La escuela de donde salieron estos muchachos, más precisamente John Lutzow, quien compuso todo el material es muy clara: Fates Warning, Queensryche, Watchtower y Crimson Glory, entre otras.

Desde el comienzo con “Life Beyond Meaning” queda demostrado todo lo dicho anteriormente, puro metal progresivo del que se hacía a fines de los 80’s y en los dorados 90’s donde Dream Theater voló cerebros en todo el universo.

El disco es conceptual y esta centrado en el declive de la clase media mundial, la corrupción en la política y envenenamiento del medio ambiente. Así aparecen canciones como “Mercy Kill Liberty”, una composición de las “cortas” , pero donde la banda sale ganando son en las canciones más extensas como “Properly Channeled Rage” donde además le sacan todo el jugo al maestro Mark Zonder tras los parches.

Sin el brillo de la pieza anterior se presenta “The Struggle to Be Seen as Human”, una canción dividida en tres partes (I. American Dream in Downtrodden Upswing. II. Rousing Rabble to Fuel the Fire of Babel. III. Spinning Yarns to Quell the Savage Beast.) y es seguida por “Turning Lost Boys Into Found Men” donde nuevamente se balancean entre lo melódico y lo complejo como así lo hiciera Fates Warning para su mega obra “Perfect Symmetry”.

El final del álbum esta a cargo de “Lies are the New Normal (No Lesser of Evil)”, un festín para todos los que amamos el metal progresivo de la vieja escuela.

La mesa esta servida, a disfrutar de este gran disco de Leviathan.

–  PUNTAJE: 8 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

 

Michael Kratz “Live Your Life” (Art of Melody Music/Burning Minds Music Group 2018)

Live Your Life COVER ARTMichael Kratz hasta este momento me era un músico desconocido. El hombre es danés y tiene un carrera hace años en su país, no solo como cantante solista (“Cross The Line” su debut del 2012, regrabado el año pasado) sino también como baterista de un grupo llamado Kandis.

Ahora bajo el sello The Art of Melody Music/Burning Minds Music Group edita su nuevo disco “Live Your Life”. Sí lo tuyo pasa por el Westcoast/AOR/Pop acá tenes una gran opción para disfrutar en este 2018.

Canciones refinadas y bien ejecutadas, además contó con algunos invitados de lujo como el gran Steve Lukater (Toto), Michael Landau (una leyenda de sesión), Dom Brown (Duran Duran), David Garfield, Christian Warburg (Paul Young)Alessandro Del Vecchio (Revolution Saints, Hardline).

Entre las canciones más destacadas del álbum puedo mencionar a “Live Your Life”, “Never Take Us Alive”, “Lying” ,  “This Town Is Lost Without You” (el sello de Lukater presente en el solo) o el track final “In Between”.

Un disco entretenido y de fácil digestión para tener en cuenta en este año que recién comienza a darnos a novedades.

–  PUNTAJE: 8 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

Ayreon Universe “Best Of Ayreon Live” (CD/DVD/Bluray Mascot Label – Music Theories Recordings 2018)

ayreonAyreon Universe es otra caricia para los seguidores de Arjen Anthony Luccassen, en el 2016 tuvieron la recreación de su obra maestra “The Human Equation” y ahora es el turno de repasar la trayectoria de éste genio holandés que dio vida a este proyecto allá por el año 1995 con “The Final Experiment” 

“The Best Of Ayreon Live”  está compuesto por 28 canciones y reunió a 16 cantantes de los tantos que pasaron por este proyecto.  El show fue realizado en Holanda y tomado con 30 cámaras para delicia de aquellos que amamos ver conciertos desde el living de nuestras casas.

En estas dos horas de show hay un repaso por todos los discos de Ayreon y como plus material de Star One.

El dream team con el que contó Luccassen para este evento estuvo compuesto por : Floor Jansen (Nightwish), Damian Wilson (Headspace), Hansi Kursch (Blind Guardian), Tommy Karevik (Kamelot), Anneke van Giersbergen (The Gentle Storm), Marco Hietala (Nightwish), Jonas Renkse (Katatonia), Mike Mills (Toehider), Marcela Bovio (Stream of Passion), Irene Jansen, Robert Soeterboek (Star One), John Jaycee Cuijpers (Praying Mantis), Edward Reekers (ex-Kayak), Jay van Feggelen, Maggy Luyten (Nightmare) y Lisette van den Berg (Scarlet Stories).

Sencillamente no hay demasiado para describir este show, que a nivel sonido e imagen es impecable, el trabajo de los cantantes como de la banda de apoyo no tiene fisuras. Faltaron algunos nombres importantes como Russell Allen, Ralf Sheepers o James Labrie pero en los discos de Ayreon han pasado la gran mayoría de los vocalistas de la actualidad, hasta se dio el gusto de tener a Bruce Dickinson.

Si se lo compara con el DVD anterior “The Theater Equation” , éste es más llevadero, no te da respiro. Como bonus incluye un “Behind The Scenes” de una hora y media y un pequeño repaso de 17′ de un show dado unas semanas antes del gran evento, en un lugar más íntimo.

–  PUNTAJE: 8.50 / 10 – 

Reseña : Diego Gonzalez

Jari Tiura “King Of Lions” (AOR Heaven 2018)

JT KOLEl cantante Jari Tiura hace su presentación como solista con el disco “King Of Lion”. Muchos de ustedes, como yo cuando lo recibí se preguntarán ¿quien es Jari Tiura?…bien, este cantante tiene en su trayectoria ser el cantante de Stargazery y Century Lost,  quizás tampoco les digan nada, no son bandas muy conocidas, pero sí les digo Michael Schenker seguramente le prestarán atención.

Tuvo un paso fugaz por la banda del alemán presentándose en vivo con él y dejando algunas voces en el álbum “Tales Of Rock N Roll” (2006). Con esto ya vasta para darle una chance a este álbum que si sos seguidor de Magnum, Bob Catley, Ten y todo lo que tenga que ver con un hard rock potente, épico y melódico, acá vas a encontrarte con una grata sorpresa.

La banda que lo acompaña esta formada por Yrjö Ella en guitarra líder, Jaan Wessman en bajo y batería y Jussi Kulomaa en teclados. Hecha la presentación vamos a sumergirnos en el álbum.

En nueve canciones queda resumido este álbum, que no tiene una sola canción de sobra, desde el inicio con “Away From All The Magic And Wonder” ya marca la cancha con un hard rock que golpea fuerte, con buenos coros, guitarras afiladas y sobre todo una gran dosis de teclados. Si hablamos del protagonista de esta reseña, hay que decir que se canta todo, y verán que por momentos tiene muchas similitudes con Damian Wilson (Threshold, Headspace), un poco más aguerrido quizás.

Uno de los himnos del álbum es “London” , otra muestra de amor por el hard rock británico que te dejará con la mandíbula por el piso y cuando estés a punto de levantarla te noquea con “Friends And Foes”.

No puede faltar el tema marchoso a medio tempo, por eso aparece “Human” y mucho menos una balada emotiva como “Lion Of Judah”, ¿tienen todos los clichés esperados?, sí por supuesto, pero hechos con una calidad refinada que pocas bandas del estilo hoy pueden dar.

Muchas veces pasa con algunas canciones que no te convencen de entrada y al paso de las escuchas vas encontrándole la vuelta, bueno eso me paso con “Dreamchaser” , una de las composiciones más elaboradas del registro, destacándose la simpleza pero efectiva intervención del guitarrista Yrjö Ella (Gary Hughes, con tres guitarristas aún no pudiste llenar el vacío de Vinny Burns, acá tenes el reemplazo…¡de nada!).

Otro himno instantáneo llega de la mano de la pomposa “Silent Moon” , y con tintes más pesados nos presenta “Take On The World” (tenía que tener un tema onda Rainbow el disco, ¡no podía faltar!). Y llegamos al final con la asesina “Blue Sky Lightning” con un furioso Jari Tiura al comienzo, algunos ribetes progresivos pero el hard rock efectivo no lo deja.

Hasta ahora es la sorpresa del año, anoten: Jari Tiura “King Of Lion”. Puntaje máximo para este debut y esperemos que está historia continué.

–  PUNTAJE: 10/10 –

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

Dukes Of The Orient “Dukes Of The Orient” (Frontiers Records 2018)

DUKES OF THE ORIENT CoverDukes Of The Orient es una banda que tiene al fenomenal cantante y bajista John Payne (Asia, GPS) y al tecladista Erik Norlander (Rocket Scientists). Esta banda nació allá por el 2007 lo que también sería conocido como “Asia featuring John Payne”.  Algunas de estas canciones fueron creadas en esa época (por ejemplo “Seasons Will Change” que salió hasta en video), junto a Guthrie Govan (Asia, The Aristocrats) en guitarras y  Jay Schellen (Asia, GPS) en batería, quienes además colaboran en el álbum.

Luego de la muerte de John Wetton y por respeto a su memoria, tanto Payne como Norlander decidieron que estas canciones deberían ver la luz. Por lo tanto al escuchar el material uno ya se puede imaginar porque lado va este proyecto. Aquí John Payne reemplaza a su socio en Asia Geoff Downes por el virtuoso Erik Norlander y genera una banda que toma la posta dejada por aquél Asia de “Aqua”, “Aria” y “Aura” , o sea canciones de un AOR sinfónico que no tiene desperdicio.

En el disco colaboran Jeff Kollman, Guthrie Govan, Moni Scaria y Bruce Bouillet aportando solos y bases de guitarras y la bateria (como ya mencioné) está a cargo de Jay Schellen 

Inmediatamente al escuchar  “Brothers In Arms”  o “Strange Days” les vendrá a la memoria el Asia de los noventas donde Payne se puso los enormes zapatos de John Wetton y le calzaron perfecto.

“Amor Vincit Omnia” (El amor todo lo vence), tiene una carga de teclados épicos donde Norlander deja su huella y demuestra estar a la altura de ponerse en lugar de Geoff Downes, con un estilo mas del lado de Keith Emerson, uno de sus grandes referentes, pero aportando su granito de arena.

“Time Waits For No One” es una canción que tiene todos los ingredientes del Asia original, desde las melodías hasta el solo de guitarra en la onda de Steve Howe. Las canciones que a lo largo de las varias escuchas que le dí se llevan todos mis aplausos son “A Sorrow’s Crown” y “Fourth Of July”, con un John Payne intacto, un trabajo instrumental muy refinado, las teclas que te llevan al cielo y el gancho melódico de los estribillos son exquisitos.

Las dos canciones finales son; la que ya conocíamos “Season Will Change” (brillante AOR pomposo) y el cierre con “Give Another Reason”, una pieza experimental y progresiva (la más larga del álbum con 10′) donde apuestan a pasajes atmosféricos, guitarras acústicas y un trabajo sobresaliente de Erik Norlander en los teclados.

Los fans de Asia con Payne no tengan la menor duda que acá van a tener el disco que hace tanto esperaban. Como yapa, una excelente portada de Rodney Matthews quien creo las tapas de “Aqua”, “Arena” y los “Archiva Vol. 1 y 2”. 

–  PUNTAJE: 10 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Royal Hunt “Cast In Stone” (NorthPoint Productions 2018)

RH CISRoyal Hunt, la banda del danés André Andersen vuelve a dar otra muestra de vida discográfica, luego del excelente “Devil’s Dozen” del 2015 (en el  medio estuvo el en vivo “2016”), ahora presentando el flamante “Cast In Stone”.

Como es habitual en los discos del grupo, no hay abuso de canciones y tratan de explotar al máximo cada una de ellas. Por eso el nuevo lanzamiento tiene solamente 8 tracks y el sello absoluto de las composiciones de Andersen.

“Fistful of Misery” es la encargada de abrir el fuego, una canción dominada por el medio tempo, que de primera escucha te da pensar si no era mejor comenzar con otro tipo de canción. Pero el paso de las escuchas te va a hacer cambiar de opinión. Un estupendo arranque, el gancho del estribillo es adictivo, a esto le sumamos unos bueno ssolos y un DC Cooper que cuando le toca incursionar en el hard rock se siente muy cómodo.

“Last Soul Alive” podría haber sido el track de inicio, pero Royal Hunt nunca fue a lo predecible. Canción rockera que trae a la memoria el Arco Iris de Blackmore dibujado por la magia de André Andersen. Estupendo trabajo de Jonas Larsen en guitarras y como podía ser de otra manera DC Cooper te eriza la piel con esos agudos aprendidos del maestro Rob Halford.

Las guitarras acústicas dan inicio a “Sacrifice” y parece que van a darnos una balada, pero luego de un corte abrupto arremeten con su estilo clásico con ciertos ribetes progresivos, adornados por los típicos coros del grupo con Kenny Lubcke y Alexandra Popova. Los solos de Andersen siempre presentes. Otra canción redonda y efectiva.

El power/progresivo que hacen esta presente en la dramática “The Wishing Well”, una pieza que parece rescatada de la era John West y que sirve para el lucimiento de la banda, sobre todo de la base formada por Andreas Passmark en bajo y Andreas Johansson en bateria.

En los lanzamientos previos se extrañaba el track instrumental y en esta ocasión volvieron a incluirlo, justamente con la canción que titula al disco. En pocas palabras, una clase de metal neoclásico.

“A Million Ways to Die” cautiva de entrada, tiene guiños a una de sus obras cumbres “Moving Target” (el primero con DC Cooper en la voz) , marcha por un medio tempo, con esos riff de guitarras que asoman y se esconden , las teclas siempre presentes y por sobre todo melodías que se impregnan rápido.

Otro coqueteo con el metal progresivo aparece en “Rest In Peace” , algunos pasajes intrincados , muestra de virtuosismo pero el estribillo asesino no falta, algo reiterativo quizás, pero no molesta.

Y al final llegamos con “Save Me II” , una canción que fue incluida en el box set por los 20 años del grupo, acá un poco más extensa y con nuevos arreglos, además de un participación más protagónica de la voz femenina.

No cabe agregar mucho más, Royal Hunt ya tiene su sello personal y a esta altura ya no lo van a cambiar ¡y yo celebró por eso!.

–  PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Steve Hackett “Wuthering Nights: Live In Birmingham” (Inside Out Music 2018)

press_coverLa costumbre de los últimos tiempos de Steve Hackett es: álbum de estudio, gira y material en vivo. Evidentemente al sello Inside Out Music le rinde y es por eso que ahora tenemos un registros (en audio y video) del tour donde celebró los 40 años del mítico “Wind & Wuthering” de Genesis y presento su último disco “The Night Siren”.

“Wuthering Nights: Live In Birmingham” fue tomado del show dado el 17 de Mayo del año pasado en el Birmingham Symphony Hall.

La primer parte del show al igual que el anterior material en vivo “The Total Experience Live In Liverpool” (2016 ) esta basada en material de su etapa solista, en esta oportunidad nos regala algunos clásicos como “Every Day” (“Spectral Morning”) , “The Steeps” (“Defector”) y la infaltable “Shadow Of The Hierophant” (“Vogaye Of  The Acolyte”), representando la etapa inicial de la carrera de Hackett.

Por otro lado hace hincapié en su (hasta ahora) último registro incluyendo algunas canciones como “El Niño”, “In The Skeleton Gallery” y “Behind The Smoke”. Las sorpresas del repertorio solista pasan por “Serpentine Song” de “To Watch The Storms” (2003)  y “Rise Again” de “Darktown” (1999).

Para este tramo del show a la banda estable formada por Roger King en teclados,  Gary O’Toole en bateria, Rob Townsend en saxo, percusión, teclados y Nick Beggs en bajo los acompaño Amanda Lehmann en guitarras y voces y hace una pequeña participación John Hackett con su flauta.

En la segunda parte del concierto se hace presente Nad Sylvan y toma el micrófono para empezar a recrear el material Genesiano. Con “Eleventh Earl Of Mar” comienza la celebración del mágico “Wind & Wuthering”. Le siguen “One For The Vine” (dejando en claro que Sylvan se siente más cómodo con las canciones de Gabriel que con las de Collins), luego de una pequeña improvisación acústica arremeten con “Blood On The Rooftops”, “In That Quiet Earth” y una estupenda versión de “Afterglow”.

El resto del show sigue con los clásicos de siempre como “Dance Of A Volcano”, “Firth Of Fifth”, “The Musical Box” y el cierre con “Los Endos”, que ya están entre las canciones que no pueden faltar, pero la sorpresa del show dentro del material Genesiano es la inclusión de “Inside And Out”, una canción que fue parte del EP “Spot The Pigeon” (1977), la única canción compuesta por Banks/Collins/Hackett/Rutherford y lo último de Steve Hackett con Genesis.

El material visual es como siempre muy correcto, la banda arriba del escenario sin demasiada pompa, nada de telón, ni pantallas, solo las luces acompañan la velada. Pero lo que realmente importa es la música y eso no falla.

Estupendo material para ir esperando la visita de Mr. Hackett en Marzo.

– PUNTAJE: 8 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

Kayak “Seventeen” (Inside Out Music 2018)

17001 GlassVille Music Kayak Seventeen LP cover inslag.inddKayak tiene 45 años de carrera, su primer álbum fue “See See The Sun” en 1973 y en 1980 luego de la edición del primer “Merlin” la banda entró en un parate prolongado, retornando en el año 2000 con “Close To The Fire” y de ahí hasta la actualidad el holandés Ton Scherpenzeel no bajo los brazos y mantuvo a su preciada banda activa.

Como lo dice el titulo del nuevo disco “Seventeen”, es el disco n° 17 y presenta luego de mucho tiempo un cambio rotundo de alineación. Los cantantes Edwards Reekers y Cindy Oudshoorn dejaron al mismo tiempo la banda luego de la edición del disco anterior “Cleopatra : The Crown Of Isis” (2014) y a partir de ahí Scherpeenzel renovó a Kayak por completo. Ahora la banda esta formada por Bart Schwertmann en voz, Marcel Singor en guitarra, Kristoffer Gildenlöw (exPain of Salvation) en bajo y Collin Leijenaar (Affector, Neal Morse Band) en bateria. Estos dos últimos no grabaron el álbum, el bajo lo tocó el propio Ton (salvo la canción “Cracks”) y las baterias fueron ejecutadas por  Lean Robbemont.

Este nuevo lanzamiento supone un cambio de aire para esta leyenda holandesa que a lo largo de los años y sobre todo luego del regreso fue afianzando un estilo propio, sinfónico, épico y por sobre todo muy melódico.

Ahora bajo el sello Inside Out Music la banda sigue el camino transitado en todos estos últimos años, con una formación renovada, donde todas las miradas irán al vocalista Bart Schwertmann quien posee todas las cualidades necesarias para afrontar el micrófono del grupo, una voz refinada, emotiva y grandilocuente, tiene algo de todos los cantantes que pasaron por el grupo desde Max Werner, Edwards Reekers, Bert Heerink y hasta de Rob Vunderink (quien fuese guitarrista del grupo y cantaba ocasionalmente).

En todos estos años Scherpeenzel dedicó muchos de sus lanzamientos a historias,  discos conceptuales y dobles como “Nostradamus: The Fate Of Man” (2005) o el anterior ya mencionado “Cleopatra”, en esta oportunidad estamos ante un disco simple sin concepto de fondo y se nota la soltura en las composiciones, recordando a álbumes como “Close To The Fire” (2000) o “Anywhere But Here” (2011), donde el clásico Kayak de los 70’s / 80’s se fusionaba con el progresivo y épico del nuevo milenio.

Así pasa en “Seventeen”, canciones como “Somebody” , “Falling”  o “God On Our Side” son composiciones que entrarían en los clásicos de la primera etapa y “La Peregrina”, “Feathers And Tar”, “Walk Through The Fire” o “Cracks” están más relacionados con los últimos tiempos, haciendo hincapié en un estilo más elaborado y progresivo.

Hay lugar para momentos cercanos al AOR como en “All That I Want” o una balada como “Love, Sail Away” donde se luce la voz del cantante debutante. El resto del material no tiene desperdicio, la marca Kayak no defrauda.

Pocas bandas pueden jactarse de tener 45 años de carrera como Kayak con una calidad de lanzamientos muy parejos. Las ideas de Ton Scherpeenzel aún suenan frescas y vitales y eso se refleja en todas las canciones de “Seventeen”.

– PUNTAJE: 10/ 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Geishas In Vitro “Geishas In Vitro” (Independiente 2017)

GIVGeishas In Vitro finalmente puso en la web su flamante disco debut que lleva el nombre de la banda y está al alcance de todos.

La banda esta compuesta por Matías Merçeauroix : Voz, piano, teclados, guitarras, cello vocoder, César Barabino : Guitarras, coros, voces adicionales,  Ignacio Crosta : Bajo, coros, voces adicionales y Giuliano Sánchez : Batería.

Aquellos que quieren sumergirse en el mundo de este cuarteto vayan preparados para viajar por el rock clásico, pesado, moderno, sinfónico y progresivo, variado por donde se lo mire éste disco es un viaje constante por diferentes estados, con letras que en lineas generales hablan de la muerte y la oscuridad, todas en español salvo el track final “Noanleos” cantado en latín.

Claras muestras de la variedad del GIV son canciones como: “Cenestego” (algo así como ¿un tango progresivo?),“Ósculo Infame” (rockera y entradora),  “Ondas de Choque” (comienza con la calma de un Radiohead y termina explotando con un trabajo  vocal de Matias Merçeauroix que es para sacarse el sombrero), “Criminal” (épico y pomposo arranque para luego desarrollar una canción rockera y refinada) y mis preferida “Nubes Lesbianas” y la ya mencionada “Noanleos”, que harán que Freddie Mercury desde arriba aplauda estas composición, dignas de aquellas doradas épocas de la Reina en los 70’s.

El resto del material tiene un gran nivel, es injusto no nombrarlas a todas, pero los dejaré con las ganas para que vayan directo al disco que como dije antes se puede escuchar gratis (también pueden colaborar con los chicos como muestra de apoyo) en los distintos medios como Spotify y por supuesto el bandcamp.

Quizás haya una tirada física del disco y  así se podrá apreciar mejor el estupendo arte de tapa a cargo de Lucía Gavazza Kaplún.

Enhorabuena encontrar una banda Argentina independiente que se anime a recorrer los caminos del rock de diferentes épocas y por sobre todo tener ese toque a Queen que lo hace aún más personal.

– PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez