Raintimes “S/T” (Frontiers Records 2017)

RAINTIMES COVER HIHace ya más de un año, cuando aún el proyecto no tenía nombre Pierpaolo “Zorro” Monti (baterista) me comentaba que estaba trabajando en un proyecto de AOR (¡como no podía ser de otra manera!) y que en esta oportunidad la voz principal estaría a cargo de Michael Shotton de Von Groove.

Raintimes finalmente fue el nombre que eligieron para este proyecto, y digo eligieron porque Pierpaolo ideo este álbum junto a Davide Barbieri (Wheels of Fire, Charming Grace). Además la banda que grabo el disco esta integrada por un seleccionado: Iván González y Sven Larsson en guitarras, Davide Barbieri en teclados y Andrea Gipponi en bajo. A estos hay que sumarle la colaboración en algunas canciones de Michelle Luppi, Alessandro Del Vecchio Jesús Espín, entre otros.

El material  transita por los caminos del AOR clásico, entrador y cargado de melodías adictivas, con el sello de gigantes como Journey o The Storm (de hecho el proyecto giro en torno en hacer algo similar a The Storm). A esto hay que sumarle el trabajo instrumental y la voz de Mr. Shotton que tiene momentos brillantes dignos de un vocalista de las primeras ligas. Sólo basta con escuchar la sentida balada “Swan” o “Together Is A Friend”, para darse cuenta que estamos frente a un cantante con mayúsculas.

Sí sos amante del buen rock melódico es imposible que canciones como “Forever Gone”, “Make My Day” “I Need Tonight” o “Missing Piece” no te movilicen, el espíritu de ese AOR de finales de los 80’s y principios de los 90’s está presente en todo el álbum, donde bandas como, Bad English, Boulevard, Alias , Valentine , Signal o Drive, She Said reinaban en el estilo.

Hace un año que Frontiers Records lo tenía encajonado y finalmente vio la luz, no tengo más para agregar, ultra recomendado para el fan del AOR.

–  PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Anuncios

Jono “Life” (Frontiers Records 2017)

JONO_LIFE Cover_Finalmente llegó “Life” lo nuevo de Jono, la banda sueca que ahora bajo el sello italiano Frontiers Records emprende una nueva etapa. Los discos previos tanto “Requiem” (2013) como “Silence” (2015) mostraron una calidad compositiva exquisita, paseándonos por momentos que se acercaban a Queen, Kansas, Supertramp o Kansas con un sonido actual.

“Life” después de varias escuchas puedo afirmar que es un giro, no rotundo, pero un cambio en lo musical del grupo. Por un lado se alejan de la sombra de Queen casi por completo (grave error para mí) y se acercan mucho más a Muse y hasta cosas del Dream Theater más heavy (previamente había algo de esto), o sea dejan de lado por completo las influencias de los 70’s.

Por otra parte las guitarras de Stefan Helleblad y Leo Olsson suenan mas pesadas, y un punto en donde para mi flaquean es en mantener una línea de canciones similares en tempo y estilo, reinan los medios tiempos y se apoyan más en lo melancólico y oscuro, cuando antes había algo de felicidad en sus canciones.

El disco se puede dividir desde “Sailors” a “On The Other Side” donde se puede percibir el toque típico del grupo, con algunas novedades pero que no son muy marcadas. Lo que sí vale rescatar es el trabajo vocal de Johan Norrby quien se viene superando disco a disco y aquí hace su mejor trabajo sin ninguna duda.

Por otro lado, la otra mitad del álbum esta protagonizada por canciones extensas como “Down Side”, “To Be Near You” o “Trust” que sencillamente tiene momentos tan buenos como malos, con un resultado final que no me convenció, las canciones se hacen largas y pesadas, el metal progresivo no es para Jono.

“Requiem” me encantó y “Silence” me voló la cabeza, por esto las expectativas para éste nuevo álbum eran muchas, como también las dudas por el cambio de sello y sí iban a tratar de direccionar a la banda a su gusto. No sé si Frontiers Records manejo el nuevo rumbo, pero sí se que este no es el Jono que me había dejado la mandíbula por el piso con su propuesta accesible, llena de variantes y con maravillosos arreglos.

–  PUNTAJE: 6 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Mindfeels “XXenty” (Art Of Melody Music & Burning Minds Music Group 2017)

CoverItalia viene ganando terreno a pasos agigantados en el mundo del rock melódico y el sello Art Of Melody Music es uno de los responsables en darle un lugar al lanzamiento de bandas emergentes que nada tienen que envidiarle al resto. Mientras que sellos como Frontiers Records apuestan a proyectos o van a lo seguro, sin darle demasiadas chances a las bandas nuevas y menos de su país, este nuevo sello nos trae el debut de Mindfeels llamado “XXenty”.

La banda esta compuesta por Davide Gilardino en voz, Luca Carlomagno en guitarras, teclados y violín, Roberto Barazzotto en bajo e Italo Graziana en bateria. Como invitado especial en teclados estuvo Christian Rossetti.

Mindfeels transita por senderos del AOR / Westcoast tradicional, desde el inicio con “Don’t Leave Behind” se puede percibir mucho TotoChicago y Mr. Mister como principales influencias y así con todo el resto del material.

Canciones como “The Joker” , “It’s Not Like Dying”  y “Touch The Stone” demuestran el altísimo nivel de buen gusto del grupo con excelentes instrumentaciones, lo mismo pasa en el track final “The Number One”, una pieza que tiene guiños progresivos.

Lo más directo y cercano al AOR va por “Soul Has Gone Away” con aires a Work Of Art, “Skyline”  y “These Words” tiene el ADN  Westcoast, trayéndome a la memoria bandas como The L.A Cowboys o Time Gallery.

Otro interesante debut que nos llega desde Italia para seguir sumando bandas que prometen. Debut aprobado, pero esperamos más de Mindfeels.

– PUNTAJE: 8 / 10 –

Reseña: Diego Gonzalez

 

Midnite City “S/T” (AOR Heaven 2017)

midnitecity1000

Los Midnite City son una banda que se forma de la mano de Rob Wylde (actual frontman de Tygertailz) y de Pete Newdeck (batería en Eden’s Curse, Blood Red Saints, etc), acompañados por Miles Meakin en guitarras y Shawn Charvette en teclados.

Grabaron tres temas y se los presentaron a AOR Heaven que accedió a editar este trabajo. La onda en que se mueve no es nada nuevo pero hacen un hard muy ganchero con influencias de Danger Danger/Harem Scarem entre otros (Harry Hess de Harem Scarem esta en la producción).

El disco lleva el nombre del grupo y de entrada con “We Belong” nos noquea, ese riff bien heavy y con esas voces bien arriba redondean un muy buen tema para arrancar.
“Ghost Of My Old Friends” saca a relucir el lado más melódico a lo Danger Danger, y ¡les sale de maravilla! ¡Qué gancho tiene ese estribillo! Tremendo. Un tema que no te hará dejar de mover la patita.

En cuanto a “Summer Of Our Lives” creo que es un tema más simple, se deja escuchar pero no enamora, los coros del estribillo serian lo más destacable de este tema y“Nothing’s Like Losing You” con ese aire a Mr Big hace que sea uno de mis temas favoritos. “Last Beat Of My Heart” sigue los parámetros del tema anterior con un poco mas de ritmo y con un solo de guitarra muy bueno. Estos Midnite City como dije no inventan nada pero tienen calidad y se nota.

Llega el momento de relajarnos de la mano de “Everything You Meant To Be”, acá las acústicas toman el control y Rob canta con un sentimiento que apasiona, y qué decir de esos coros que son una delicia, dignos del mejor Def Leppard.
Y volvemos al hard melódico con “Can’t Wait For The Nights”, un tema donde lo que destaca es el estribillo que atrapa con ese toque comercial y happy.

“One Step Away” suena más moderna y con un estribillo que se te queda pegado al cerebro por horas, tema simple, directo y super ganchero, muy buen track!!! “I Just Can’t Take It” es como un buen batido jeje… Un poco de Bon Jovi por acá, otro poco de Danger Danger por allá, otro toque moderno por acá y sale este muy buen tema.
Por ahí a la banda les daría un tirón de orejas por no variar un poco más la propuesta.

“Things She Said” lo veo el tema más flojo del disco, el toque pop no me convence y el final del disco llega con un gran tema como lo es “Think About You”, me gustan muchos las teclas en este tema. La banda suena compacta y rockea a pleno, muy buen cierre para un buen disco.
Es un álbum que me gusto aunque no me enloqueció, pero si siguen rodando les veo futuro y aquí estaremos para comprobarlo.

–  PUNTAJE: 7,50 / 10 – 

Reseña: Luciano Vidas

 

 

Wildness “S/T” (AOR Heaven 2017)

Wildness STMe ha llegado el disco debut de los suecos Wildness, hace un tiempo habían editado un EP bajo el nombre de “Alibi” (2014) y mostraba un material prometedor, dentro de un hard rock melódico con todos los ingredientes escandinavos que no pueden faltar.

Finalmente ahora llega el larga duración homónimo bajo el sello AOR Heaven y reafirman lo hecho en el EP entrando en la liga de bandas como H.E.A.T , Eclipse, Work Of Art o Wingelius.

 Son doce canciones las que forman parte de este disco debut destacándose canciones como “War Inside My Head”, un comienzo poderoso fusionando el costado pesado de Eclipse y la rabia de H.E.A.T (que lamentablemente en su último disco perdieron).  “Shadowland” es otra gran opción más que interesante, cuando la potencia y gancho se unen no hay con que darle. Para destacar en todo el disco el trabajo del vocalista Gabriel Lindmark, que sí bien esta en un nivel medio hace lo suyo a la perfección.

Algunas composiciones como “Stanger” o “Down The City” recordarán al H.E.A.T con Kenny Leckremo en la voz y más allá de las comparaciones, salen aireosos del plagio. El resto del material sigue un camino similar con algunos momentos más felices que otros, por ejemplo la balada “The Flame”  lamentablemente no me convence, no explota nunca, “Highlands” es un calco a Eclipse cuando quiere sonar a Gary Moore o Thin Lizzy y la inclusión de “Welcome The Night” donde suenan a una simple banda de hard rock americana, parece fuera de lugar en relación al resto del material.

Estamos frente a un disco debut de una banda muy joven que seguro tendrá un largo camino por recorrer, una sacudida de influencias para espantar los fantasmas no le vendría mal, y ahí creo que estaríamos hablando de una gran promesa. Por el momento cumplen y demuestran calidad, más de una banda hoy quisiera tener un debut como este.

– PUNTAJE: 7.50 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

Satin “It’s About Time” (Verum Music 2017)

SATIN_It's About Time_CoverEl cantante noruego Satin nos presenta su segundo disco de estudio que se llama “It’s About Time“, luego del interesante debut del 2014 donde logro llamar la atención de todos aquellos que aman el hard rock melódico y el AOR, fusionando ambos estilos a la perfección y demostrando su amor por Bon Jovi como por Kiss, sus dos bandas de cabecera, pero sin perder ese toque AOR retro que le sale perfecto.

En esta nueva entrega sigue en la misma linea pero reforzando las canciones y apoyadas con una producción mucho más lograda que la del debut. Esto pueden apreciarlo desde el primer track “Look Up In The Sky” y la que le sigue “I’ll Never Let You Down”, en está última su amor por Bon Jovi no puede ocultarlo, pero logra desprenderse por momentos y es ahí  donde sale ganando.

Como dije coquetea con el AOR tradicional y americano y eso se nota en canciones como “Waiting For Someone” , “This Time” , “The Damage Got Done” o “Lying Eyes” donde trae a la memoria bandas como Honeymoon Suite, REO Speedwagon y Preview, además de artistas como Richard Marx o Bryan Adams.

Los momentos más hardrockers del disco pasan por “Use It Or Lose It” y “True Love”, donde las guitarras (tocadas por el propio Tom Satin, al igual que el resto de los instrumentos) suenan en primer plano, pero sin perder el hilo melódico de la canción, ya que siempre caen en un estribillo ganchero y sirven además para demostrar la calidad de cantante que es este muchacho y en la balada “Heading For A Fall” brilla como las mejores voces del género.

Tan bueno o mejor que su debut (acá saquen sus propias conclusiones) Satin volvió a demostrar que se puede hacer buena música trayendo el pasado y sonando como en el presente y sin caer en repeticiones. Diez canciones, las justas y necesarias para un disco de hard rock que no tiene un punto flojo. Mientras abundan los proyectos y rejuntes de músicos que cada vez aburren más, es bueno y saludable encontrar artistas como Satin.

–  PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Kansas “Leftoverture Live & Beyond” (Inside Out Music 2017)

636397623741500176Siempre es bienvenido material en vivo de Kansas (el último fue “There’s No Place Like Home” del 2009) y en esta oportunidad era algo muy esperado ya que la banda no solo estuvo presentando material de su último disco de estudio “The Prelude Implicit” ( luego de 16 años) sino que además celebraron los 40 años del mítico álbum “Leftoverture” tocándolo completo.

“Leftoverture Live & Beyond” fue tomado de varias presentaciones del tour, bajo la producción de Jeff Glixman (el legendario productor de la banda) y dejando casi completo el set del tour, digo casi completo,  porque se obvió el set acústico con que el iniciaban los conciertos, seguramente para dar un material en directo más crudo, rockero y sobre todo muy progresivo.

El primer disco esta compuesto por varias canciones de la era clásica del grupo y algunas piezas más actuales. El inicio está a cargo de “Icarus II” y seguida pegan la maravillosa “Icarus-Borne of Wings of Steel”. Las canciones tradicionales como “Point Of Know Return”, “Paradox” y “Dust In The Wind” son de la partida (¡no pueden faltar!), y el punto fuerte de la primer parte del show está en el agregado de las composiciones más épicas y progresivas de los dos primeros discos, por un lado “Journey from Mariabronn” del debut y “Lamplight Symphony” de “Song For America”. En la parte final del primer set se despiden con material del último disco y así suenan; “Rhythm in the Spirit”, una excelente versión de la pieza progresiva “The Voyage of Eight Eighteen” , cerrando la primera parte del show con “Section 60”.

La segunda parte delestá dedicada al glorioso “Leftoverture”, tocándolo en forma completa y como fue editado tema a tema. Curiosamente eliminaron el comienzo donde se iban sintonizando emisoras y en cada una aparecía una canción clásica, hasta llegar a la inmortal “Carry On Wayward Son”. La parte a capella esta grabada  y se corta abruptamente para que la banda te sacuda con su ingreso. Así pasan piezas como “The Wall”, una enérgica “What’s On My Mind” “Miracles Out of Nowhere” que no suele fallar. Para los fans, lo más interesante pasaba por escuchar “Opus Insert”, una canción que fue tocada contada con los dedos de una mano y “Question Of My Childhood” que nunca había sido interpretada en vivo hasta éste tour. El final de esta obra majestuosa compuesta por Kerry Livgren se pone sinfónico y épico con “Cheyenne Anthem” y el cierre con “Magnum Opus”, ¡más no se puede pedir!. Pero la banda se despacha con una última canción, la elegida fue “Portrait (He Knew)” del otro disco clásico “Point Of Know Return” que este año cumple sus 40 años y probablemente haya un tour similar para celebrarlo.

En cuanto al trabajo del grupo, no se encuentran fisuras, Phil Ehart sigue siendo el capitán del barco y golpea sus parches cada vez mejor, las guitarras de Rich Williams y Zak Rizvi se entienden a la perfección, David Manion cumple con los teclados, David Ragsdale con su violín y Billy Greer con su bajo y aportando voces son otros de los pilares del grupo al que Ronnie Plat se amoldó a la perfección, teniendo que ocupar los enormes zapatos de Steve Walsh y demostrando que está a la altura de las circunstancias.

Los discos en vivo no siempre dejan contentos a todos, siempre falta “tal canción…”, pero creo que en este caso Kansas hizo una correcta elección de su extenso y estupendo repertorio, sobre todo dándole prioridad al material más progresivo. Una pena que no se vaya a editar en Blu-ray y/o Dvd. Pero aquellos que adquieran el CD, el vinilo o la edición digital no van a sentirse defraudados, por supuesto no es “Two For The Show” (a mí entender uno de los mejores discos en vivo de la historia del rock), pero dentro de la discografía en vivo de los muchachos de Topeka se postula entre los primeros lugares.

– PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

Sons Of Apollo “Psychotic Symphony” (Inside Out Music 2017)

Press_Cover_01La máquina de gestar proyectos que es Mike Portnoy no para, ya cuando era miembro de Dream Theater había empezado con este vicio y una vez fuera del grupo no tuvo límites. Mientras gira tocando temas de la banda que lo vio nacer y haciendo completa la suite de los 12 pasos (Twelve Suite) junto a Haken como banda de apoyo y el agregado de Eric Gillete (Neal Morse Band) en días estará lanzado el disco debut de Sons Of Apollo.

En este nuevo súper grupo lo acompañan Derek Sherinian (ex Dream Theater) en teclados, Billy Sheehan (Mr. Big , The Winery Dogs) en bajo, Ron “Bumblefoot” Thal (ex GNR) en guitarras y Jeff Scott Soto (WET, ex Malmsteen) en voz.

“Psychotic Symphony” es el título del álbum y las expectativas desde el anuncio fueron muchas, sobre todo por volver a trabajar junto a Derek Sherinian con quien compartió varios años en Dream Theater, dejando su aporte en “A Change Of Seasons” y en “Falling Into Infinity”. Este disco tiene poco de  dichos discos, quizás el único nexo son las teclas de Sherinian pero va orientado a un metal progresivo más aguerrido y vertiginoso.

“God of The Sun” abre el álbum y  es sencillamente demoledora, una canción que por supuesto nos trae a Dream Theater a la cabeza, por su personal metal progresivo, pero el toque que le da Jeff Scott Soto te libera de esas comparaciones, de hecho era el cantante menos esperado para un proyecto de Mike Portnoy, sobre todo por que está mayormente ligado al hard rock, pero cumple en todo el disco y no desentona.

Los adelantos fueron “Coming Home” y “Signs Of The Time”, que personalmente no me sorprendieron y después de varias escuchas sigo manteniendo la misma opinión. Ambos temas de un metal modernoso con algunos arreglos que no dicen mucho, sobre todo en la segunda mencionada, que esta más trabajada pero solo se salva el trabajo de Thal quien demuestra ser un guitarrista ultra virtuoso.

“Labyrinth” al igual que el tema de apertura distan mucho de los singles, acá nuevamente se puede escuchar al súper grupo brillar en los casi 10 minutos que dura esta maravilla, para que se den una idea, imaginen el Dream Theater de “Black Clouds Of Silver Linnings” pero con Derek Sherinian en las teclas, que es el polo opuesto a Jordan Rudess.

Dejando un poco de lado el virtuosismo extremo aparece “Alive”, una canción con un tinte cercano al hard rock, las teclas de Sherinian vuelven a lucirse y a estar en un primer plano, creo que esta canción hubiese sido la adecuada como adelanto del disco.

Otra de las canciones que seguro a vos que amas el metal progresivo mas pirotécnico te va a volar la peluca es “Lost In Oblivion”, una composición que tiene algo de Symphony X y que seguramente en vivo será una aplanadora.

La idea del proyecto de fusionar algo de lo actual con la vieja escuela queda plasmado en “Figaro’s Whore” un intro de Derek Sherinian al mejor estilo Jon Lord que da lugar a “Divine Addiction” , un tema con mucho Deep Purple en las venas, sobre todo de la época de “Perfect Strangers”.

Llegamos al final (¡y qué final!) con “Opus Maximus”, una pieza instrumental donde Portnoy, Sherinian, Thal y Sheehan no se guardan nada. Junto con el tema de apertura lo mejor del álbum.

Sons Of Apollo se pondrá en marcha el año próximo donde posiblemente nos visiten y presenten este gran material en vivo. Pulgar en alto para este nuevo proyecto de Mike Portnoy, no entren en la estúpida pelea “Portnoy vs Dream Theater”, pongan “play” y disfruten de “Psychotic Symphony”.

– PUNTAJE: 8.50 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

Wobbler “From Silence To Somewhere” (Karisma Records 2017)

Wobbler-IV-2400pxWobbler están de regreso con su cuarto álbum “From Silence To Somewhere”, la banda desde el 2005 con su disco debut “Hinterland” se postuló como unos de los abanderados del rock progresivo vintage, trayendo no solo influencias de Yes, Genesis, Gentle Giant o King Crimson sino que también sonado como ellos en los dorados años 70’s (además de la imagen).

A lo largo de los años la banda fue sufriendo algunos cambios en su alineación, hoy está compuesta por Lars Fredrik Frøislie en teclados, Kristian Karl Hultgren  en bajos, Martin Nordrum Kneppen en bateria y percusión (estos tres miembros los únicos originales), Andreas Wettergreen Strømman Prestmo en voz, guitarras y percusión y Geir Marius Bergom Halleland en guitarra líder y coros.

El nuevo lanzamiento cuenta de cuatro canciones (casi tres por que “Rendered in Shades of Green” es una casi una intro) y como no podía ser de otra manera en su gran mayoría extensas como la apertura a cargo de  “From Silence To Somewhere”, la pieza más larga del álbum (casi 22′) donde nos pasean por el viejo Genesis, algo de Focus, y esos climas épicos que recuerdan a las glorias del rock progresivo italiano.

Como dije previamente “Rendered in Shades of Green” es una intro que sirve para dar comienzo a la rabiosa “Fermented Hours” que solo tiene unos pasajes calmos de relajo pintados con el hammond y la voz que tiene el dramatismo de un Gabriel o Hammill con los últimos momentos cantados en italiano demostrando su amor por el prog de aquellas tierras donde en los 70’s reinaban PFM, Le Orme o Museo Rosenbach, luego el tema vuelve a la explosión del inicio redondeado uno de las mejores creaciones del álbum.

Finalmente nos queda “Foxlight” una canción más experimental, con un comienzo parsimonioso para luego elevar el ritmo y entrar en trance, instrumentaciones complejas, la flauta que va y viene al igual que el hammond, una canción que da un cierre interesante al disco, de carácter más cruda pero al mismo tiempo con arreglos sinfónicos típicos del genero, acá hay mucho Jethro Tull y Yes.

Otro gran disco de los noruegos, personalmente mucho más entretenido y original que su antecesor “Rites At Dawn” (2015), pero sin la sorpresa de los los dos primeros lanzamientos. Absolutamente recomendable para aquellos que añoran la década del setenta donde el rock progresivo / sinfónico estaba en su esplendor.

– PUNTAJE: 8.50 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

Houston “III” (Livewire/Cargo Records UK 2017)

Houston_III_CoverRegresa Houston con su tercer álbum titulado simplemente “III”, en realidad sería el quinto ya que están los “Relaunch”  (I y II) que incluían mayormente covers y algunas pocas canciones nuevas. Los suecos siguen apostando al rock melódico con raíces en los 80’s y sobre todo del lado americano, pero también coqueteando con el Pop/AOR mas ganchero recordando a bandas como 7th Heaven o Lionville.

El único miembro original que quedo es el cantante Hank Erix, ahora acompañado por Soufian Ma’Aoui en bajo, Calle Hammar en guitarras, Victor Lundberg en teclados y Oscar Lundström en bateria.

Canciones como “Cold As Ice” (ojo, no es un cover de Foreigner) tiene todos los elementos típicos del AOR perfecto de los 80’s que hicieron a la perfección en su disco debut.  “Everlasting” y “Dangerous Love” son muestras del estilo más accesible del grupo y orientado al pop efectivo, que no les sale nada mal.

Lo mismo pasa a la hora de pasar a las baladas como “Lights Out” donde van para el lado del Westcoast poniendo énfasis en la suavidad y delicadeza de los arreglos. Inmediatamente pasamos al AOR que hizo brillar a Journey o Survivor con “Amazing” y “To Be You”, personalmente me gusta mas esta faceta del grupo pero hay que reconocer que cuando van al Pop se los ve más cómodos y hasta me animaría a decir que empiezan a tener un sello propio, una marca registrada.

Y en “Glass Houses”  y “Twelve-Step” se nota a la perfección el camino actual del grupo, un sonido moderno pero la búsqueda del estribillo efectivo y adictivo esta presente. Cerrando el disco llegan “Road To Ruin”  e “Interstate Life” que mantienen el nivel compositivo de las canciones previas, AOR con tintes poperos rozando un fino Westcoast, apoyados en primer plano por las teclas y las armonías vocales que abundan en todo el material.

Vale rescatar el trabajo de producción a cargo de Martin Karlegård (Reptile Smile) a quien la banda le dio un lugar importante para este nuevo lanzamiento y lo mencionan como uno de los pilares para este renacimiento del grupo.

Están avisados Houston ha vuelto renovado y con un gran material bajo el brazo, no lo dejen pasar.

–  PUNTAJE: 8 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez