World Trade “Unify” (Frontiers Records 2017)

WORLD_TRADE_unify_COVER_HIWorld Trade apareció en el mundo de la música en 1989 editando su debut autotitulado (bajo la producción del gran Keith Olsen junto a la banda), haciendo un rock/pop elaborado, cargado de armonías vocales, y haciendo recordar mucho al Yes de la era de Trevor Rabin o It Bites. Años más tarde lanzaron su segundo LP “Euphoria” en 1995, y luego la banda desapareció.

Algunos sabrán, otros no, pero World Trade está formada por Billy Sherwood (Yes, Asia) en bajo y voz, Guy Allison (Unruly Child) en teclados,  Bruce Gowdy (Unruly Child) en guitarras y Mark T. Williams (el hijo de Joseph Williams de Toto) en bateria. El segundo álbum el baterista fue Jay Schellen (Unruly Child, Yes). Haciendo un poco de historia, World Trade nació de las cenizas de Lodgic, la banda que Sherwood  y su hermano Mike junto a Gowdy tuvieron a mediados de los ochentas, editando el estupendo “Nomandic Sands” en 1985, bajo la producción de David Paich y Steve Porcaro de Toto.

La vida de Billy Sherwood luego estuvo luego ligada a Yes, no solo produciendo sino que también siendo parte del grupo, trabajando con el fallecido Chris Squire y hoy reemplazándolo y como si esto fuese poco también ocupa el puesto de John Wetton en Asia.

Del otro lado del grupo Allison, Gowdy y también Schellen son parte de Unruly Child junto a Marcie Free, un banda ligada al hard rock y al AOR, con un disco debut amado por los fans del género.

Frontiers Records logró reunir la formación del disco debut y ahora tenemos entre nosotros a “Unify”  el tercer trabajo del grupo, siguiendo la misma linea de los registros previos, algo palpable desde el inicio con “The New Norm” y se va acentuando a medida que pasan las canciones, “Where Were Going” es una fina pieza de pop progresivo, al igual que “Pandoras Box” .

No todo es color de rosa en “Unify”, ya que algunas piezas como “On Target Of Time” o “For The Fallen” carecen de efectividad y creación, pero “Gone All The Way” levanta la puntería siendo una de las mejores composiciones del álbum, con un toque acústico, una dosis Genesiana que se percibe a lo lejos y unas instrumentaciones perfectas.

Aquellos amantes de la era Rabin de Yes seguramente verán con buenos ojos canciones como “Unify” o “Life Force”, donde está aún más marcado el sello de la leyenda inglesa (ya que sobrevuela  por todo el álbum) y algo del Toto más experimental se puede apreciar en “Same Old Song” y el track final “Again”.

Sin llegar a sorprender World Trade nos trae un regreso digno y fiel a lo que siempre mostraron, el amor por un rock sinfónico accesible y bien ejecutado.

 – PUNTAJE: 8 / 10 –

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

Kryptonite “Kryptonite” (Frontiers Records 2017)

KRYPTONITE_COVER_HIFrontiers Records no afloja con esto de inventar proyectos y reunir a varios músicos del ambiente en una sola banda. En está ocasión junto al cantante de The Poodles, Jacob Samuel con Mike Palace (Palace) en guitarras, Pontus Egberg (ex The Poodles y actual Treat) en bajo y el baterista Robban Bäck (ex Eclipse y actual Mustach).

Bajo el nombre de Kryptonite este cuarteto ofrece un hard rock melódico que recordará a muchas de las bandas y proyectos del sello, con por supuesto algo de las bandas por las que están y estuvieron estos músicos.

El resultado varía entre composiciones interesantes y gancheras como “Keep The Dream Alive” y “Get Out Be Gone” que suena al viejo The Poodles , “Fallen Angels” tiene sabor al AOR clásico y la balada “Knowing Both Of Us”

Por otro lado caen en lugares comunes y aburridos como “This Is The Moment”, “Chasing Fire” o “One Soul”  , donde ni la voz de Jakob Samuel las puede salvar, aunque de hecho es el atractivo más interesante del proyecto y realza muchos varias de estas canciones.

Sí bien tenía una ínfima esperanza de que éste proyecto brillará, esto era lo esperable. Quizás a los desprevenidos les atraiga sí no están al tanto de la carrera de estos cuatro muchachos o sí estas esperando lo nuevo de The Poodles, puede servir de aperitivo, algo edulcorado eso sí, pero quizás te guste. Por mí parte quedó a mitad de camino, y le daré un punto más por el historial que tienen en sus espaldas.

 – PUNTAJE: 6 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

Jorn “Life On Death Road” (Frontiers Records 2017)

jornCuatro años pasaron del último disco de material original de JORN (en 2016 lanzó Heavy Rock Radio, una colección de covers). Esta versión 2017 de la banda (acaso un nuevo inicio) encuentra al gran cantante noruego yendo más allá del cambio ocasional de bajista o guitarrista respecto de la formación que grabara “Traveller” (2013), para presentar una alineación completamente nueva integrada por tres miembros de Primal Fear: Alex Beyrodt, Mat Sinner y Francesco Jovino (guitarra, bajo y batería respectivamente), a quienes se suma el tecladista Alessandro Del Vecchio.

La banda cumple el propósito de revitalizar la visión de Lande, aportando excelencia y mayor dinamismo al hard rock / heavy metal que caracteriza a los discos de JORN, esto es, un parentesco innegable con Dio (el cantante, y en particular DIO, la banda).
Sus influencias siguen presentes con un pie en la nostalgia de los 70’s y 80s y otro en la actualización de aquella mística rockera por un músico que es mucho más que el conjunto de influencias que elige como columna vertebral de su agrupación.

Es conveniente tener en cuenta que JORN (la banda) representa tan sólo un fragmento del espectro de Lande como vocalista y artista en general. Para construir el rompecabezas es necesario profundizar en sus más de 30 trabajos en los últimos 24 años…

Si bien Lande nos viene acostumbrando a discos de JORN sólidos, coherentes y predecibles como parte de una propuesta manifiesta de no moverse de ciertos límites (en comparación con la enorme variedad musical y vocal de los múltiples proyectos en los que participa) en este disco muestra mayores colores como vocalista que en los anteriores de la banda, y aunque no llega a desplegar su arsenal de acrobacias vocales de los tiempos de Ark, Masterplan, o incluso de su más reciente Drácula: Swing Of Death, se trata en mi opinión del disco más variado de JORN desde su aún ecléctico y fenomenal “Out To Every Nation” de 2004.

Jorn parece comprometido a trabajar cada vez más en favor de la canción relegando a un segundo plano los lucimientos personales. De esta manera el disco no se propone reinventar la rueda, sino más bien actualizar y perfeccionar el “formato JORN” de hard rock, ofreciendo una colección de canciones sin fisuras que entretienen y rockean de principio a fin. Composiciones furiosas como “Love Is The Remedy” (himno instantáneo), “The Slippery Slope” o la pieza que da nombre al disco, emotivas como “Dreamwalker” o la bellísima “The Optimist” o medios tiempos a puro feeling como “Man Of The 80s” (los coros me llevaron momentáneamente a su tiempo en Vagabond), I “Walked Away” y su onda setentera (influencia ineludible de Coverdale) o la sabbatesca Insoluble “Maze” (el Sabbath de Dio, como no podía ser de otra manera).

El resultado es un excelente disco que si bien transita caminos bien conocidos por su creador, lo hace con convicción, buenas melodías y energía renovada, transformándose en una gran adición al cancionero del vikingo nómade.

– Puntuación 8/10 – 

Reseña: Enrique Mehaudy

RPWL “A New Dawn” (Gentle Art Of Music 2017)

GAOM 046_DVD_CMYKLa banda alemana RPWL nos entrega un nuevo material en vivo, en está oportunidad bajo el nombre de “A New Dawn”, grabado en Alemania el 15 de Octubre del 2015 donde estaban presentando él hasta ahora su último disco de estudio “Wanted”, además de aprovechar y festejar los 20 años de vida.

Para esto los germanos no sólo entregan una performance impecable sino que utilizaron 50 actores para representar su última obra, con el agregado músicos invitados y  efectos multimedias que realzan aún más el evento.

Sin un presupuesto elevado RPWL logra cautivar en las 2hs del show, entreteniendo no sólo por lo musical sino también por lo  visual.  Confieso no ser un gran fan del grupo, pero este concierto vale la pena tomarse las 2hs de duración para disfrutarlo de punta a punta, al igual que el anterior concierto “A Show Beyond Man And Time” del 2013.

Éste material estará disponible a partir del 14 de Julio en Blu-ray, DVD, 2 Cd’s y 3 Lp’s. Muchas veces las bandas editan discos en vivo porque no tienen nada nuevo o por pedido del sello y en la gran mayoría de los casos el resultado final suele ser flojo. No es el caso de RPWL , que apostó a darle otro rumbo a lo que es un concierto y hacer una película en vivo, demostrando como siempre el amor y las influencias de Pink Floyd, banda a la que solían rendir tributo.

¡Están avisados! … de más esta decir que sí sos seguidor del grupo “A New Dawn” en días tiene que ser parte de tu colección.

–  PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

 

Tuesday The Sky “Drift” (Inside Out Music 2017)

Press_Cover_01Tuesday The Sky es un proyecto del guitarrista de Fates Warning, Jim Matheos quien comenzó con este material en primera instancia para su banda madre, teniendo la idea de grabar un bonus acústico para el último disco del grupo “The Theories Of Flight”.

El disco debut se llama “Drift” y poco tiene que ver con Fates Warning, aquí el Matheos enfoca su música hacia terrenos ambientales, atmosféricos y completamente instrumental.  Cita como influencias para este proyecto a Brian Eno, Sigur Ros y Boards Of Canada.

Hace unos años junto a Mike Portnoy, Joey Vera y  Kevin Moore incursionó en terrenos experimentales con el proyecto O.S.I y sin caer en comparaciones éste nuevo álbum esta muy cercano a aquella banda, aunque mucho más experimental. Uno de los invitados en “Drift” es justamente Kevin Moore quien aporta con sus teclados en las canciones “It Comes in Waves” y “Drift”.

Es un disco muy particular sobre todo para aquellos que siguen la carrera de Matheos con Fates Warning, no hay dudas del virtuosismo y calidad del músico, pero si O.S.I  no te convenció ni te atrevas a darle una chance a “Drift”. En cambio si la música experimental es lo tuyo, acá tenes el disco que buscabas.

Un gusto que se dio el querido Jim Matheos y por esto no vamos a crucificarlo. Yo personalmente lo encontré extremadamente aburrido, salvo algunos momentos donde la bateria de Lloyd Hanney dice presente y te despierta del sueño profundo.

–  PUNTAJEN: 5 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

All 41 “The World’s Best Hope” (Frontiers Records 2017)

ALL_4_1_COVER_HIAcostumbrados a esta altura a los proyectos del sello Frontiers Records, en este caso reunieron a unos veteranos del rock americano para darle forma al grupo All 41, compuesto por Terry Brock (Strangeways, The Sign) en voz, Robert Berry (3, Alliance, Hush) en voz y bajo, Gary Pihl (Boston, Sammy Hagar, Alliance) en guitarras y Matt Star (Ace Frehley, Mr Big) en bateria.

“World’s Best Hope” es el título del debut de este súper grupo, que esperemos tome forma de banda y no quede en otro de los tantos proyectos del sello.

Básicamente aquí encontraran un puñado de canciones basadas en el clásico rock melódico americano, desde el inicio con “After The Rain”  y “Cyanide”  la propuesta queda bien marcada. Sí buscas AOR con clase, acá hay de sobra.

Es un lujo tener un disco con dos cantantes lamentablemente poco reconocidos en el ambiente pero de primer nivel y con una trayectoria impecable, como la de Robert Berry, quien le pone su voz a “Down Life’s Pages” en una exquisita canción de AOR.

Darle a cantar una balada a Terry Brock es un éxito asegurado y eso pasa con “Mother Don’t Cry” un sentida balada cantada con el alma por Brock. Luego pasamos a “Show Me The Way” , una clase de rock and roll , hay algo de Alliance y Foreigner y un trabajo de Gary Pihl  en guitarras estupendo, un violero que nunca se animó a más, pero tiene una excelente reputación, hace años que está junto a Tom Scholz en Boston, algo debe tener ¿no?.

“Walk Alone” es una canción más directa y simple que pasa desapercibida, algo que no ocurre con la melosa “Don’t Surrender (To Love)” donde vuelve a brillar Terry Brock como en sus mejores épocas con Strangeways.

En “Heroe Of Your Life” encontramos las dos voces juntas, otra canción rockera con algo de Boston, Return To Zero y Alliance, que es más o menos un rejunte de ambas. Seguimos con “Never Back Down Again” , un tema más potente con la aguerrida voz de Terry Brock al frente, y una banda de fondo que acompaña a la perfección con la firmeza necesaria que precisa el tema, dentro de un estilo “a lo Mr. Big”.

“Who Knows” tiene a Robert Berry al frente, una canción de AOR con una esencia ochentosa que me llevó al memorable disco solista que edito en el 2008 “The Dividing Line” (hasta ahora el último), al igual que el tema final  que da nombre al álbum, rock melódico elegante y elaborado.

De tanto en tanto el sello acierta con estos súper grupos, y aquí dieron en el clavo. Juntaron a unos nombres reconocidos de bajo perfil pero de gran calidad. Ya con tener en un disco a Terry Brock y Rober Berry cantando juntos vale la pena darle una chance.

–  PUNTAJE: 8.50 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

 

Iced Earth “Incorruptible” (Century Media Records 2017)

636276680652392869Han pasado 3 años desde el último disco de estudio de Iced Earth “Plagues of Babylon”, el segundo en la etapa de Stu Block (voz) reemplazando de manera más que aceptable al histórico Matthew Barlow.

En este caso quien se hace cargo de la guitarra principal es  Jake Drager, reemplazando a Troy Seele quien dejo la banda por motivos personales.

Este nuevo álbum que en principio según su líder Jon Shaffer seria titulado “The Judas Goat”, ha cambiado el nombre a “Incorruptible” es un álbum solido como lo es toda la etapa de esta gran banda con mucho trajín en el mundo de Metal.

En Iced Earth siempre se destacan las portadas, esta  vez a cargo de  David Newman-Stump ( Skeleton Crew Tattoo) y coloreada por Roy Young.

El disco arranca con una intro de casi 2 min.  donde nos conducen como a una épica guerra da inicio a las poderosas “Great Heaten Army” y “Black Flag”, una arranque bien  prometedor.

Toman un respiro con el clásicos e infaltables medios tempo corte de difusión “Raven  Wings” (corte de difusión), exquisita intro de acústicas y gran labor de Stu Block quien a esta altura ya esta mas que asentado en la banda.

 “The Veil” también entra en este conjunto pero es un tanto más oscura. No falta lugar para el instrumental “Ghost Dance (Awaken the Ancestors)”

En su totalidad “Incorruptible” es a mi entender el mejor álbum desde la salida de Barlow. Diez canciones infalibles, medios power tempos, los machaques y guitarras gemelas clásicas de la banda, buenas melodías, heavy metal puro y genuino desde el minuto cero. Un álbum completo donde la banda no se guarda nada y contiene lo justo y necesario para dejar satisfechos a los fans.

Este es el primer registro grabado en los estudio de la banda llamado “Independence Hall”,  el sonido del álbum es monumental y me recuerda a discos como  “The Dark Saga” o “Something Wicked…”

“Incorruptible” no defrauda y deja gemas como “Brothers”,“The Relic” solo por mencionar algunas.

Dicho esto, no queda más que disfrutar y ¡darle una grata bienvenida a una nueva entrega de Iced Earth !

 – PUNTAJE: 9 / 10 – 

Reseña: Pablo Bevacqua

Ten “Gothica” (Frontiers Records 2017)

TEN_gothica_COVER_HI_3000Ten regresa con un nuevo material de estudio (nuevamente bajo el sello Frontiers Records) llamado “Gothica”. Luego de dos discos muy interesantes como lo fueron “Albion” e “Isla de Muerta”, Gary Hughes vuelve a dar un nuevo paso con su banda que viene batallando hace 22 años en el ambiente del hard rock melódico.

“Gothica” vuelve a ser una nueva muestra de ese hard rock épico y pomposo que Ten siempre nos brindo. El comienzo con “The Grail” es una composición con la auténtica marca de la casa, directa y potente con un estribillo que golpea fuerte, aunque debo reconocer que extraño esa garra que se percibía en producciones anteriores.

“Jeckyll And Hyde” va directo al hard rock con un lindo trabajo de las guitarras (recuerden que ahora Ten tiene 3 ), pero es una canción que pasa dejando un sabor amargo, le falto a mí parecer una vuelta de tuerca.

“Travellers” levanta la puntería con un Gary Hughes y su voz al frente, en una canción a medio tempo con tintes épicos, de esas que siempre suelen incluir en sus discos y que salen bien parados, pero sin despeindarse.

El disco comienza a subir de nivel con “A Man For All Seasons”, un comienzo al mejor estilo del soundtrack de película épica que eriza la piel y luego la banda arranca con la potencia de canciones antiguas como “Battlelines” (del disco “The Robe”) pero más trabajada.

Hughes y cía nos ablandan con “In My Dreams” , canción efectiva y que se adhiere a la mente desde la primera escucha, cuando hay que irse al AOR clásico tampoco fallan. En el pasado dieron cátedra con “Stay With Me”, “Standing On the Edge of Time” y “Love Song”, por nombrar solo algunas de las miles incluídas en sus discos.

“The Wild King Of Winter”con este nombre y siendo una canción de Ten no puede fallar y no me equivoque. La banda se sumergió en tierras metaleras, con un riff de guitarra poderoso, pero el sello del grupo está en el estribillo. Pasa tranquilamente como un canción de metal melódico, lindos arreglos de las guitarras y una batería que dispara un doble bombo asesino.

El primer corte y único hasta la fecha es “Paragon”, una canción que casi pasa por una balada (pero no lo es) que no llega a explotar nunca, trayéndome el recuerdo del soporífero “Return To Evermore”.

Volvemos al rock melódico con “Welcome To The Freak Show” , una canción que hubiese encajado perfecto en “Far Beyond The World”, donde la banda inclino su propuesta al AOR.

¿Hay una canción de hard rock con toques celtas? ¡Por supuesto!…“La Luna Dra-Cu-La” con ese titulo tan particular deja un estribillo memorable y un nuevo homenaje al querido Gary Moore que con “Over The Hills And Far Away” hizo escuela.

El track final es “Into Darkness”, la banda se despide con una composición que va del AOR al Hard Rock, podríamos decir “la” balada del disco, donde se destacan los solos de guitarras y los coros pegadizos, llevándonos a los primeros discos del grupo donde el AOR predominaba por encima del hard rock.

Con algunos (pocos ) puntos bajos, el nuevo trabajo de Ten logra pasar la prueba y seguir adelante con la cabeza en alto. Gary Hughes ya tiene su estilo y sello y a esta altura no lo va a modificar, así es Ten.

–  PUNTAJE : 7.50 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

 

 

 

 

 

 

 

Styx “The Mission” ( Alpha Dog 2T/UMe 2017)

styx the missionHace unos meses sorpresivamente Styx anunciaba que iban a lanzar un nuevo álbum bajo el nombre de “The Mission”. Una muestra de que sí una banda quiere mantener en secreto sus proyectos se puede lograr, y como agregado se la jugaron con un disco conceptual basado en una tripulación que emprenderá una misión a Marte en el año 2033. Concepto creado por Tommy Shaw junto con el cantante, productor e ingeniero Will Evankovich. La parte compositiva se dividió entre Shaw, Gowan y Young básicamente. La banda se completa con Todd Sucheramann en batería y los bajistas Ricky Phillips y Chuck Panozzo (bajista original del grupo ).

El disco no solo generaba expectativas por tener un nuevo lanzamiento de Styx luego de 14 años, sino porque la banda lo presentaba y recalcaba una vuelta a las raíces de discos como “Equinox”, “The Grand Illusion” y “Pieces Of Eigth”.

El inicio con la intro “Overture” deja en claro que los teclados de Lawrence Gowan tendrán un papel importante, así como la destreza técnica del fenomenal baterista Todd Suchermann. Esta mini apertura da lugar al primer corte del álbum “Gone Gone Gone”, puro rock and roll con los estribillos que la banda patento en los 70’s. Gowan en la voz líder haciendo de Gowan, a esta altura ya entro y calzo perfecto en los zapatos de Dennis De Young, que por supuesto cualquier fan lo quiere ver de nuevo en la banda, pero es algo que difícilmente vuelva a suceder.

“Hundred Million Miles From Home” tiene el sello de Tommy Shaw, un canción rockerita con algo de soul y funk, que está cercana a la etapa más 80’s del grupo, no así “Trouble At The Big Show” con James “JY” Young en la voz principal (el único tema que canta), rockeando en un medio tempo blusero y oscuro con su voz áspera identificable a primera oída, incluye con un lindo solo de guitarra y las armonías vocales que tanto se extrañaban en el grupo.

Pasamos a una de las piezas claves del álbum “Locomotive”, con un comienzo acústico y la voz intacta de Tommy Shaw, luego aparece una base con algunos ribetes progresivos, hasta la intervención del hammond de Lawrence Gowan y esos coros “a lo Yes” que sirven de homenaje a uno de los gigantes de la música progresiva.

Llega el turno del segundo corte “Radio Silence”, que tiene cercanías a “Man In The Wilderness”, una de las canciones más pegadizas y súper trabajadas del grupo. Una composición  adictiva que hubiese sido single en “Crystal Ball” o “The Grand Illusion”.

El momento de la balada pasa por “The Greater Good”  donde Gowan y Shaw comparten las voces, aquí se nota el sello del canadiense y ese espíritu Beatle en el estribillo, pero no deja de sonar a ese Styx pomposo que tanto amamos.

Como todo disco de concepto, suelen incluir pequeñas piezas o intros, en este caso nos cruzamos con “Time May Bend” con un arranque que me recordó a “Light Up” de “Equinox” , pero luego se abre en una canción fresca y pomposa con la voz de Mr. Gowan al frente.

La delicada intro “Ten Thousand Days” da pie al inicio de “The Red Storm”, una composición elaborada de puro rock progresivo demostrando el virtuosismo de estos señores, sobre todo de su baterista que brilla por su precisión y buen gusto. El trabajo vocal sigue estando presente como en las viejas épocas al igual que el uso del hammond para darle ese toque vintage que el grupo buscó para este nuevo trabajo.

Lawrence Gowan demuestra sus dotes de pianista en “Khedive” acompañado de voces y un solo de guitarra “a lo Brian May“. Una pequeña y sofisticada canción que da lugar a otro de los grandes temas del disco “The Outpost”, sabor a hit , algo de Yes y Starcastle en las armonías vocales y un estribillo ultra ganchero, cuando anunciaban que había algo de “The Grand Illusion” y “Pieces Of Eight” estimo que se referían a este tipo de canciones, al igual que el track final “Mission To Mars” que tiene toda la esencia pomp del Styx de los 70’s.

Los adelantos prometían, pero la verdad no pensaba encontrarme con semejante trabajo, cuidado, prolijo y con una producción maravillosa. El año pasado fue el regreso discográfico de Kansas y ahora le tocó a Styx, para demostrar que los dinosaurios aún siguen vigentes. Creo que ya encontré el disco del año, difícilmente en el ámbito del rock melódico puedan superar a “The Mission”.

–  PUNTAJE: 10 / 10 – 

Reseña: Diego Gonzalez

The Rockford Heroes “Ghostlights – A Matter Of Belief” (Montroxx Records 2017)